El Día Internacional de la Mujer conmemora la lucha histórica por la igualdad de género y el reconocimiento de los derechos de las mujeres en todas las esferas de la sociedad. Es un recordatorio de la importancia de derribar barreras y combatir la discriminación basada en el género. La igualdad entre hombres y mujeres no solo es un imperativo ético, sino también un motor de progreso social y económico. Cuando las mujeres tienen igualdad de oportunidades, pueden contribuir plenamente al desarrollo de sus comunidades y países. Promover la igualdad de género es fundamental para construir un mundo más justo, inclusivo y equitativo para todas las personas.