BENEFICIOS DE LA EMPRESA

Cualquiera de los servicios de consultoría contratados cuenta con un análisis previo en función de las necesidades específicas de cada caso a tratar. Del mismo modo, se identifican los problemas y se les podrá hacer frente de un modo más efectivo al ser una atención individualizada.

Los servicios de consultoría son prestados por profesionales experimentados que comparten sus conocimientos con el cliente para que pueda ser conocedor de los motivos por los que se aplican ciertas medidas y qué se busca con ellas. Esto se traduce en proporcionar aprendizaje al cliente, lo que le da cierto grado de autonomía.

Como los servicios de consultoría cuentan con una atención personalizada, el consultor de empresas y el cliente pasan gran parte del tiempo trabajando codo con codo. Esto implica que hay un compromiso importante a la hora de llevar a la empresa por el buen camino.

Derivado del punto anterior, vemos que se crean unos vínculos sólidos entre el consultor de empresas y su cliente. De este modo, hay más confianza y se fomenta la transparencia al poder tratar temas o problemas especiales que influyan en la actividad económica de la empresa.

El responsable de los servicios de consultoría contratados adquiere compromiso con el proyecto, mostrándose siempre accesible e implicado con el cliente para ayudarle a resolver problemas específicos.

SERVICIOS

PROTEGE LOS DATOS DE TU EMPRESA, CUMPLIENDO CON LA NORMATIVA LEGAL”

Ofrecemos un servicio integral a las empresas y profesionales en relación a las obligaciones que la normativa exige en el tratamiento de los datos de carácter personal y cubrimos todos los aspectos técnicos y administrativos que la normativa obliga a realizar.

Todas las empresas deberán adaptarse al Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 (RGPD), que armoniza las obligaciones de las empresas en materia de protección de datos y el derecho a la privacidad de las personas.

Indicamos a continuación las principales novedades del RGPD respecto de la actual Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD):

  1. Las organizaciones deberán contar con un registro de las actividades de tratamiento efectuadas bajo su responsabilidad (antigua inscripción de ficheros).

  2. La privacidad desde el diseño se convierte en pieza clave para que las empresas responsables determinen desde el primer momento que medidas de seguridad deberán aplicar para el tratamiento de los datos que van a realizar.

  3. Se amplía la obligación respecto al deber de informar a los usuarios y clientes y se obliga a que el consentimiento del usuario deberá ser siempre explícito, bajo una declaración o acción afirmativa. Se establecen asimismo condiciones específicas para obtener el consentimiento de los menores.

  4. En cuanto al ámbito de aplicación, se estipula que este reglamento afectará a los responsables que se dirijan y traten datos de ciudadanos europeos, independientemente del lugar donde radique su negocio. Esto quiere decir, que el reglamento es aplicable a aquellos responsables que no están en la Unión Europea, pero que ofrecen productos o servicios dentro de ella.

  5. Junto con los derechos del ciudadano que tenían anteriormente (A.R.C.O.), se incluyen: derecho a la transparencia de la información, derecho a rectificación de datos inexactos o supresión de los mismos (conocido como el «derecho al olvido»), derecho a la limitación y derecho a la portabilidad.

  6. La figura del Delegado de Protección de Datos adquiere una importancia vital, siendo obligatorio para multitud de empresas, para encargarse de garantizar el cumplimiento, notificar las violaciones de seguridad y tramitar las autorizaciones que sean necesarias.

  7. Se exigirán evaluaciones de impacto, sobre todo en aquellos casos que se vayan a tratar datos sensibles, teniendo que hacer esta evaluación antes de poder iniciar el tratamiento de los datos personales.

  8. Se exige a los responsables de los datos que cuando observen una violación de seguridad deberán ponerlo en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). El responsable del tratamiento debe contar con un sistema efectivo para realizar el reporte a la AEPD o para comunicar el fallo a los afectados si existe algún riesgo para sus derechos.

  9. El régimen sancionador, se vuelve más severo, sobre todo para aquellas empresas que tenga mayor facturación, y que afectarán tanto a los responsables como a los encargados de protección de datos. Las multas podrán alcanzar hasta los 20 millones de euros o el 4% del volumen de negocios total anual del ejercicio financiero anterior.

Gracias a esta normativa europea, se actualiza nuestra LOPD 15/1999 a la nueva Ley Orgánica, 3/2018 de 6 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. (LOPDGDD).

Entre otras modificaciones, las más importantes están en el ámbito laboral:

1. Derecho a la intimidad y uso de dispositivos digitales en el ámbito laboral.

2. Derecho a la dexconexión digital en el ámbito laboral.

3. Derecho a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y de grabación de sonidos en el lugar de trabajo.

4. Derecho a la intimidad ante la utilización de sistemas de geolocalización en el ámbito laboral.

“IMPLANTA UN PROGRAMA EFECTIVO DE PREVENCIÓN DE DELITOS PENALES EN TU ORGANIZACIÓN”

Debido a la Ley Orgánica 1/2015, del 30 de Marzo de Reforma del Código Penal, un delito cometido en el seno de una empresa por uno de sus trabajadores, puede acabar en una imputación a la propia entidad como persona jurídica.

En este sentido, el Código Penal establece que la responsabilidad penal de una empresa puede atenuarse si se establece un Plan de Prevención de Delitos.

Qué es el Plan de Prevención de Delitos

Se trata de un programa que debe incluir medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos o para reducir, de forma significativa, el riesgo de su comisión en el seno de la empresa. A través de la figura del Oficial de Cumplimiento (Compliance Officer) se velará por el cumplimiento de este plan. El principal objetivo es tratar de implementar una actitud ética que culmine con el desarrollo de buenas prácticas por parte de los integrantes de la empresa.

De esta forma, en el caso de vernos implicados en una acción en contra de la legalidad realizada por un empleado, el juez examinará este plan y su cumplimiento y, si está bien diseñado, es muy probable que la investigación judicial excluya a nuestra empresa. Si por el contrario carecemos de este plan y de la figura del Compliance Officer, seguramente el proceso de investigación se centre en nuestra empresa y tendremos que demostrar que no estamos implicados, con la incidencia negativa que ello conlleva.

Para que este plan sea efectivo a ojos de la justicia, es importante que esté diseñado de forma específica para nuestra compañía y que existan muestras de su factibilidad y de su implementación en los departamentos de la misma.

Cómo hacer un Plan de Prevención de Delitos

Para que este manual esté lo más completo y sea lo más eficaz posible dentro de nuestra empresa, debe contener estos seis requisitos que se establecen en el Código Penal:

  • La creación de un mapa de riesgos: Se trata de identificar los riesgos penales que pueden afectar a la compañía, dividiéndolos en riesgos derivados de la propia actividad del negocio y riesgos comunes a todas las empresas. Después de ello, se creará el mapa jerarquizando cuáles son los riesgos más elevados y los menores.

  • El establecimiento de los procedimientos de actuación: En este apartado, se trata de establecer las políticas y los procedimientos de actuación que permitan adoptar las prácticas éticas por parte de los miembros de la entidad, para evitar incurrir en delitos. Así, se especificará cómo se toman las decisiones y cómo se ejecutan.

  • El modelo para gestión de los recursos financieros: Después de adoptar los procedimientos de actuación, hay que elaborar diferentes modelos para gestionar los recursos financieros, de manera que impidan la incursión de ningún delito.

  • El establecimiento de canales de denuncia: Se trata de diseñar e implementar unos canales de denuncia adecuados, para que se pueda informar de los posibles riesgos de delito al órgano que ha sido designado para esta tarea.

  • La instauración de un sistema sancionador: A continuación, hay que establecer un sistema sancionador para que castigue de manera oportuna el incumplimiento de las medidas que hayamos decretado en el Plan de Prevención de Delitos.

  • La revisión periódica del modelo: Con el paso del tiempo, es importante revisar el modelo e incorporarle los cambios que sean oportunos al mismo tiempo que se producen cambios en la empresa.

Tipos de Delitos

  • Blanqueo de capitales.

  • Negativa a actuaciones inspectoras.

  • Delitos contra los derechos de los trabajadores

  • Descubrimiento y revelación de secretos y allanamiento informático.

  • Estafas.

  • Frustración de la ejecución.

  • Insolvencias punibles (alzamiento de bienes, obstaculización de embargos y procedimientos…)

  • Daños contra datos, programas informáticos o documentos electrónicos ajenos.

  • Contra la salud pública.

  • Tráfico de drogas.

  • Delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial, al mercado y a los consumidores:
    • Propiedad intelectual.

    • Propiedad industrial.

    • Descubrimiento y revelación de secretos de empresa.

    • Publicidad engañosa.

    • Delitos relativos al mercado de valores.

    • Alteración de precios.

    • Uso de información privilegiada.

    • Corrupción privada.

  • Defraudaciones tributarias y a la Seguridad Social:

  • Contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

  • Urbanización, construcción o edificación no autorizables.

  • Contra los recursos naturales y el medio ambiente.

  • Relativos a las radiaciones ionizantes.

  • Riesgos provocados por explosivos y otros agentes.

  • Falsificación de monedas.

  • Falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje.

  • Cohecho.

  • Tráfico de influencias.

  • Delitos de odio y enaltecimiento.

  • Financiación del terrorismo.

  • Delitos relativos a la manipulación genética.

  • Alteración de precios en concursos y subastas públicas.

  • Asociación ilícita.

  • Organización y grupos criminales y organizaciones y grupos terroristas.

  • Tráfico ilegal de órganos humanos

  • Prostitución, explotación sexual y corrupción de menores.

  • Financiación ilegal de los partidos políticos.

  • Trata de seres humanos.

Penas, si se comete un delito en la empresa y no hay implantado un plan de prevención

  • Multas.

  • Disolución de la persona jurídica.

  • Suspensión de sus actividades por un plazo de hasta 5 años.

  • Clausura de sus locales y establecimiento por un plazo de hasta 5 años.

  • Prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido, favorecido o encubierto el delito. Esta prohibición podrá ser temporal o definitiva. Si fuera temporal, el plazo no podrá exceder 15 años.

  • Inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad Social, por un plazo de 15 años.

  • Intervención judicial por un plazo de hasta 5 años.

FÓRMATE PARA PREVENIR EL BLANQUEO DE CAPITALES EN TU NEGOCIO”

La ley 10/2010, de 28 de abril, obliga a algunos sujetos como son las inmobiliarias, promotoras, asesorías y gestorías, mediadores de seguros, joyerías, comerciantes de antigüedades y metales preciosos… etc, a adoptar una serie de medidas para evitar el blanqueo de capitales en el país.

La Ley establece que al menos el gerente o un empleado que sea el encargado de la prevención de blanqueo de capitales en la empresa acredite la formación adecuada al respecto y realice las comunicaciones pertinentes al SEPBLAC (organismo para la prevención e impedimento del blanqueo de capitales) en caso de haber indicio de blanqueo de capitales.

El Real Decreto 304/2014 del 6 de mayo, trae importantes novedades para pequeñas empresas, siempre que tengan menos de 10 empleados y cuyo balance general anual no supere los 2 millones de euros. Entre estas novedades, se obliga estas empresas a almacenar las copias de los documentos fehacientes de identificación formal de los clientes (DNI) cuyas operaciones superen los 1.000€.

Infracciones y Sanciones

Infracciones muy graves

  • Entidad infractora: Multa de 150.000 euros hasta 1.500.000 euros.
  • Cargos de administración o dirección: Multa entre 60.000 euros y 600.000 euros a cada uno.

Infracciones graves

  • Entidad infractora: Multa de 60.001 euros hasta 150.000 euros.
  • Cargos de administración o dirección: Multa entre 3.000 euros y 60.000 euros a cada uno.

Infracciones leves

  • Multa de hasta 60.000 euros.
      • ANÁLISIS DE PELIGROS Y PUNTOS DE CONTROL CRÍTICOS

CUMPLE CON LOS REQUISITOS EN MATERIA DE HIGIENE ALIMENTARIA

El Sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC), regulado en el Reglamento (CE) N° 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios, es un conjunto de procedimientos, elaborados y puestos en práctica de forma permanente por las empresas alimentarias, para evaluar los peligros específicos a lo largo de toda la cadena alimentaria y establecer sistemas de control, esencialmente preventivos, dirigidos a conseguir que los alimentos que ofrecen al consumidor sean seguros.

Además de mejorar la inocuidad de los alimentos, la aplicación del Sistema de APPCC puede ofrecer a las empresas otras ventajas, como un uso más eficaz de los recursos, la reducción de costes o facilitar la inspección por parte de las autoridades.

Implantación del sistema APPCC

Antes de aplicar el sistema APPCC, es necesario que tu empresa cumpla una serie de requisitos previos o prácticas correctas de higiene, que faciliten la implementación de este método, como disponer de los utensilios y herramientas oportunas, contar con profesionales formados, procurar una desinfección y limpieza adecuada, llevar al día el control de plagas o establecer el control de los proveedores, entre otros.

Para implantar de manera eficaz un sistema APPCC, deberás basarte en los principios establecidos en el Codex Alimentarius (compilación de todas las normas, Códigos de Comportamientos, Directrices y Recomendaciones de la Comisión del Codex Alimentarius, que es el más alto organismo internacional en materia de normas de alimentación), imprescindibles para la correcta aplicación de este sistema de prevención y control.

Estos siete principios determinan las principales fases necesarias para aplicar este tipo de sistemas, aunque precisan de una serie de pasos previos, que garanticen su correcta implementación:

1. Crear un equipo de trabajo de APPCC

El primer paso sería constituir un equipo de trabajo multidisciplinar, encargado de diseñar e implantar este sistema. Este grupo debe estar liderado por una persona, responsable de promover las acciones necesarias para desarrollar e implantar este sistema. Lo ideal será que el jefe o encargado de sección, sea la persona encargada, por tener un mayor control sobre las acciones a desarrollar.

2. Descripción de las actividades y de los productos

Tras asignar el equipo, éste deberá encargarse de describir cada una de las tareas que se llevan a cabo en la empresa y sobre el proceso de producción y elaboración de los alimentos.

En este apartado se tendrá que tener en cuenta aspectos como los ingredientes necesarios, los tratamientos a los que son sometidos los alimentos o los procesos utilizados para su conservación.

3. Elaboración y comprobación de un diagrama de flujo

Toda la información sobre los productos debe ser reflejada a través de diagramas de flujo, que permitan visualizar rápidamente los procesos que se llevan a cabo para su elaboración. Estos diagramas deberían estar acompañados de fichas descriptivas que completen la información.

Deberán dibujarse tantos diagramas como sean necesarios y ser comprobados cada uno, para demostrar que se corresponde con el proceso descrito.

4. Realizar un análisis de peligros

Considerado uno de los principios fundamentales para el Codex Alimentarius. A través de este proceso recopila toda la información y se valoran e identifican la probabilidad de riesgo y las condiciones que pueden originarlo.

5. Determinar los Puntos de Control Crítico (PCC)

Es necesario establecer para cada etapa identificada como peligrosa, un punto de control crítico, es decir, en qué momento es necesario aplicar un control para prevenir o eliminar el riesgo. Para ello, cada vez es más frecuente el uso de un árbol de decisiones, herramienta que contribuye a la toma de decisiones.

6. Establecer los límites críticos

Es decir, describir los criterios que se tendrán presentes y determinar en qué momento concreto se va a considerar que ese alimento ya no cumple con las garantías de calidad y seguridad necesaria.

7. Crear un sistema de vigilancia para controlar los puntos críticos

A fin de poder medir y controlar los límites establecidos, cada uno de los PCC deberá contar con su propio sistema de vigilancia. Es aconsejable describir los procesos de vigilancia y control que se debe llevar a cabo para garantizar su conocimiento y buen funcionamiento.

8. Determinar las medidas correctoras en caso de detectar errores o desviaciones

Estas medidas deben ofrecer una respuesta adecuada, que garantice la seguridad de los consumidores. Las medidas correctoras deben describir cómo se va a proceder en cada supuesto y determinar quién será la persona responsable de su aplicación.

9. Concretar los procesos para verificar que el sistema APPCC funciona de manera eficaz

Otro de los fundamentos que establece el Codex, es la necesidad de comprobar que el sistema funciona correctamente. Esta comprobación se puede llevar a cabo a través de métodos y procedimientos diversos.

10. Asignar un sistema de documentación

La última fase para implantar este proceso en tu empresa y garantizar la inocuidad de los alimentos, será documentar y registrar toda esta información, que servirá como modelo para orientarse. Estos documentos deberán ser evaluados y modificados siempre que sea necesario.

      • ALERGIAS ALIMENTARIAS

“PREPARA TU CARTA CON EL CONTENIDO ALERGÉNICO OBLIGATORIO”

CONSULTANOS SIN COMPROMISO