Vivimos en una sociedad cada vez más marcada por las enfermedades mentales, silenciadas por la ingente cantidad de farmacología que consume la población para intentar aplacar enfermedades como la depresión.

Según se desprende de varios estudios, se cifra en uno de cada cinco casos de depresión, los que son provocados por el estrés laboral…. Que es lo que ahora me interesa…

Uno de cada cinco casos de depresión es atribuible al estrés laboral. Así lo establece Un estudio internacional liderado por investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS, establece lo antedicho.

A pesar de ello, es definitivamente muy difícil bajar al detalle las causas exactas, y ello dado que los trastornos mentales son multifactoriales, es decir, dependen de la combinación de múltiples factores: genéticos, biológicos, psicológicos o ambientales… lo que lleva a tener que individualizar cada caso con toda la complejidad que ello conlleva..

Existen, obviamente, causas no modificables en las personas que tienen un trastorno, pero también coexistimos con numerosos factores de riesgo modificables involucrados en su aparición, como por ejemplo asociados al estilo de vida, hábitos saludables, ambiente y carga laboral o la sociedad, aunque se desconoce cuántos trastornos podrían prevenirse modificando estos factores de riesgo.

Los autores del estudio buscaron los factores de riesgo ambiental con mayor nivel de evidencia prospectiva para calcular la fracción atribuible poblacional, que mide qué porcentaje de los casos de un trastorno pueden atribuirse a un factor de riesgo concreto, concluyendo que la reducción del estrés laboral, permitiría evitar uno de cada cinco casos de depresión.

A cerca del estilo de vida, el hecho de hacer más ejercicio físico podría evitar uno de cada seis casos de Alzheimer; disminuir los factores de riesgo metabólico, como el exceso de grasas en sangre, podría evitar uno de cada diez casos de depresión; y evitando el sobrepeso antes o durante el embarazo se podría evitar uno de cada quince casos de autismo en los hijos.

Para intentar ayudar a revertir parte de ello, y en lo referido a las causas derivadas del trabajo, estrés laboral y malos hábitos en el trabajo, los servicios de prevención de riesgos laborales como Europreven, ayudan a asesorar y apoyar a las empresas a enfrentar de forma preventiva estas situaciones.